HealthyLife
Programa de producción lechera sostenible

Aumentar la ingesta de alimentos al principio de la lactancia para reducir el equilibrio energético negativo

HealthyLife
Programa de producción lechera sostenible

Aumentar la ingesta de alimentos al principio de la lactancia para reducir el equilibrio energético negativo

La cetosis clínica en las vacas lecheras es solo la punta del iceberg

Dos semanas antes del parto, la fuerte disminución de la ingesta de materia seca puede provocar ya un equilibro energético negativo (NEB, por sus siglas en inglés)34. Las vacas lecheras con NEB tienen un mayor riesgo de desarrollar cetosis subclínica o clínica. La cetosis clínica en las vacas lecheras es muy visible, pero es solo la punta del iceberg.

La cetosis subclínica en el ganado es mucho más habitual que la cetosis clínica. Los sintomas que sugieren una cetosis subclínica en las vacas lecheras son51,52:

  • Baja ingesta de materia seca
  • Un descenso de más de 1,0 puntos en el resultado de la evaluación de condición física
  • Baja producción de leche con una reducción de los niveles de proteína en la leche
  • Baja fertilidad
  • Deterioro de la función inmunitaria

La movilización de las reservas de grasa corporal da lugar a una liberación de ácidos grasos no esterificados (NEFA). Cuando esta movilización es adecuada y está bien regulada, estos NEFA pueden metabolizarse completamente para cubrir las necesidades energéticas de la producción de leche. Si esta adaptación falla, se produce un estrés metabólico37. Esto aumenta el riesgo de contraer una serie de trastornos metabólicos como la cetosis y la fiebre puerperal subclínicas o clínicas.

Por lo tanto, una gestión correcta del equilibrio energético negativo de un rebaño lechero mejorará en gran medida la rentabilidad de la granja.

¿Cómo se miden los resultados de la evaluación de condición física de las vacas lecheras?

Joep Driessen, del grupo de formación CowSignals, explica cómo deben medirse los resultados de la evaluación de condición física (BCS, por sus siglas en inglés) de las vacas lecheras. Esto no puede hacerse basándose únicamente en la inspección visual, es importante palpar cuánta grasa hay bajo la piel de la vaca. El BCS ideal de una vaca lechera es 3,0.

Gestión de las vacas lecheras con resultados de la evaluación de condición física atípicos

El resultado de la evaluación de condición física ideal de una vaca lechera es 3,0. Si el BCS es de 2,0 o inferior, a la vaca le pasa algo, está enferma. Si la producción de leche comienza a disminuir al final de la lactancia y no hay posibilidad de adaptar la dieta, el BCS aumentará a 4,0 o más. Esto dará lugar a problemas en torno al parto y a un mayor riesgo de sacrificio involuntario durante la siguiente lactación.

Gestionar el resultado de la evaluación de condición física y el equilibrio energético negativo correctamente

Para controlar mejor el resultado de la evaluación de condición física, hemos creado un póster con imágenes de vacas con resultados de la evaluación de condición física entre 1 y 5. Esto puede ayudarle a garantizar que las vacas tengan un BCS entre 3 y 3,5 en el momento del parto.

Nuestro Protocolo HealthyLife sobre la gestión del equilibrio energético negativo de las vacas lecheras ofrece consejos prácticos sobre cómo reducir el impacto del NEB.

El folleto técnico de HealthyLife «Gestión del equilibrio energético negativo en las vacas» revisa todos los últimos conocimientos científicos sobre el NEB.

Regístrese una vez y descargue todo lo que necesita

Puede acceder a toda nuestra documentación técnica sobre HealthyLife y a las últimas investigaciones sobre la gestión de la transición de las vacas lecheras en nuestro centro de descargas.

This is not correct
This field is required
This is not correct
This is not correct
This is not correct.
This is not correct

|

Gracias por llenar su solicitud.

Hemos enviado un correo electrónico con instrucciones de descarga. El correo electrónico contiene un enlace a la página de descarga. Disfrute leyendo..

Para controlar mejor el resultado de la evaluación de condición física, hemos creado un póster con imágenes de vacas con resultados de la evaluación de condición física entre 1 y 5. Esto puede ayudarle a garantizar que las vacas tengan un BCS entre 3 y 3,5 en el momento del parto.

Nuestro Protocolo HealthyLife sobre la gestión del equilibrio energético negativo de las vacas lecheras ofrece consejos prácticos sobre cómo reducir el impacto del NEB.

Visite nuestro centro de descargas para obtener más información.

IR A DESCARGAR CENTRUM